martes, 20 de marzo de 2012

LAS HERIDAS EXTERNAS


LAS HERIDAS EXTERNAS

En el capítulo anterior hemos descrito los dos grandes tipos de dolores que se pueden sufrir. Hemos visto que no corresponden al mismo género de afecciones y que necesitan un tratamiento diferente. Existe otro más que se puede asociar a los golpes y heridas externas que no exigen una intervención médica, pero que ocasionan intensos sufrimientos en un momento dado. Son los cortes ligeros, los arañazos, las heridas superficiales, las picaduras de insectos, la equimosis, la hinchazón causada por un choque violento, etc. En todos estos casos debe proceder de la manera siguiente:

- Coloque los dedos medio e índice unidos de la mano izquierda a un lado del lugar dolorido y los dedos medio e índice de la mano derecha al otro lado, tal como se muestra en esta ilustración:







- Mientras mantiene los dedos en esa postura, proceda a efectuar una serie de respiraciones profundas neutras. Le recordamos que se efectúan inspirando y espirando profundamente por la nariz, sin bloquear la respiración.

- Después, de haber efectuado este tratamiento durante unos cinco minutos, déjelo. Si el dolor persiste, puede repetirlo después de una pausa de al menos quince minutos.

- Aunque este tratamiento es muy eficaz para aliviar los dolores y acelerar los procesos de cicatrización y curación, debe ir acompañado de los cuidados apropiados en estas circunstancias que permitan evitar las infecciones (desinfectantes, pomadas apropiadas, etc). Si el dolor persiste en duración o en intensidad, es aconsejable consultar a un médico o a un especialista relacionado con la medicina, ya que hay heridas, en apariencia benignas, que pueden ocasionar graves infecciones.

Este capítulo especial es el último de la serie que hemos dedicado a enumerar los diferentes trastornos, más o menos graves, que pueden ser aliviados o curados aplicando la terapia rosacruz. En el próximo capítulo seguiremos nuestro estudio sobre la curación, examinando con detalle la manera de proceder para aplicar a otros los tratamientos rosacruces. Mientras tanto, le recomendamos una vez más que preste toda su atención al estudio de estos esquemas para aprender su contenido.

* * *


No hay comentarios:

Publicar un comentario