miércoles, 21 de marzo de 2012

LA DIVISIÓN ORTOSIMPÁTICA DEL SISTEMA NERVIOSO AUTÓNOMO


imagen no original

LA DIVISIÓN ORTOSIMPÁTICA DEL SISTEMA NERVIOSO AUTÓNOMO

Como ya habrá podido comprobar si ha examinando atentamente nuestro esquema, la división ortosimpática del sistema nervioso autónomo se presenta bajo la forma de dos cadenas de ganglios, una que desciende a lo largo del lado derecho de la columna vertebral y otra a lo largo del lado izquierdo. Cada una de estas cadenas está dividida en cuatro secciones de ganglios orto simpáticos. La primera sección es la cervical que se compone de tres ganglios cervicales. La segunda es la torácica y está formada por once ganglios torácicos, el primero está fundido con el último ganglio cervical. La tercera sección es la lumbar y está compuesta por cinco ganglios lumbares. La cuarta y última sección es la sacra, que comprende cuatro ganglios sacros. Contrariamente a lo que se podría pensar, no existen ganglios en el coxis, puesto que ambas cadenas ortosimpáticas se unen en un ganglio terminal común que está a continuación del último ganglio sacro.

Hay que poner de relieve, porque este hecho será sumamente importante en el trabajo de curación, que cada ganglio, tanto los que están en la cadena ortosimpática de la derecha, como los de la izquierda, está en relación directa o indirecta con un órgano o con una parte del cuerpo, lo que quiere decir que todos los órganos y todas las partes del cuerpo están en conexión directa o indirecta con uno o varios ganglios de la cadena ortosimpática de la derecha y con uno o varios de los de la cadena ortosimpática de la izquierda. Por ejemplo, el primer ganglio cervical de la cadena ortosimpática de la derecha está relacionado con el cerebro y con las glándulas lacrimales, sub-maxilares, sub-linguales y con la carótida. Estas partes del cuerpo están también en conexión con el primer ganglio cervical de la cadena ortosimpática de la izquierda. Otro ejemplo, el primer ganglio torácico de la cadena ortosimpática de la izquierda, que se fusiona con el tercer ganglio cervical de la misma cadena formando un ganglio más grande, está en relación con la carótida, las vías respiratorias, los pulmones y el corazón, estando todos estos órganos también en conexión con el primer ganglio torácico de la cadena ortosimpática de la derecha que a su vez se fusiona con el tercer ganglio cervical derecho para formar un único ganglio.

* * *


No hay comentarios:

Publicar un comentario