martes, 20 de marzo de 2012

CAPÍTULO XXI



CAPÍTULO XXI

Vamos a continuar nuestro estudio de la terapia rosacruz puesto que todavía nos quedan muchos puntos de los que hablar. Como ya habrá podido comprobar, los principios que le hemos enseñado no tienen nada de misterioso, oculto o mágico y, menos aún, de sobrenatural. Se trata simplemente de un conocimiento que nos ha sido transmitido desde la más remota antigüedad y que, a lo largo de los siglos, ha sido practicado por todos los ocultistas.
Ahora debemos considerar otro aspecto importante de la terapia rosacruz puesto que, evidentemente, la lista de las dolencias mencionadas en los esquemas anteriores, no es exhaustiva y no incluye todas las enfermedades que puede padecer el hombre, por lo que tal vez se pregunte como debe tratar aquellos trastornos que no figuran en estos esquemas. Como ahora vamos a explicarle, existe un tratamiento general que permite curar todos los males. Este tratamiento general se basa en dos métodos. A usted le corresponderá decidir cual de los dos debe ser aplicado, dependiendo de los casos.

* * *


No hay comentarios:

Publicar un comentario