martes, 20 de marzo de 2012

CAPÍTULO XVIII




CAPÍTULO XVIII

La lista de enfermedades que figura en el esquema de este capítulo, no es muy larga, pero la componen trastornos que suelen ocasionar penosos sufrimientos. Se pueden aliviar, neutralizando su causa, aplicando un tratamiento positivo o negativo sobre los ganglios lumbares, y especialmente, sobre el segundo, tercero y cuarto, que están situados en la zona que corresponde a la parte baja de la espalda, encima de las vértebras sacras. Le recordamos que esta zona se encuentra aproximadamente al nivel del ombligo. También le recordamos que los ganglios sacros no se utilizan nunca en los tratamientos rosacruces y que no existen ganglios en el coxis. Después del cuarto ganglio sacro, las dos cadenas simpáticas del sistema nervioso autónomo se unen en un ganglio terminal.

* * *

No hay comentarios:

Publicar un comentario