miércoles, 21 de marzo de 2012

ANEXO - Elemento B de la Fuerza Vital



ANEXO


Desde el punto de vista tanto científico como místico, la célula es la unidad más pequeña de materia, viva, lo que quiere decir que es a la vez materia y vida, o dicho de otra forma, Espíritu y Fuerza Vital. Se podría decir que es el cuerpo más pequeño en el que estas dos energías se encuentran unidas por primera vez. Hemos hablado en este capítulo de que la polaridad positiva de la Fuerza Vital está más concentrada en el núcleo celular. En cuanto a la polaridad negativa, se encuentra más concentrada en la membrana plásmica. El Espíritu, que es la base de la materia y que se manifiesta a través de ella según los principios de cohesión, adhesión, atracción y repulsión, impregna toda la célula. Sin embargo, la membrana celular posee la estructura material más densa debido a las sustancias químicas que contiene, es ella quien manifiesta con más potencia las vibraciones del Espíritu. El núcleo celular, por su parte, vibra más al ritmo de la esencia cósmica contenida en la polaridad positiva de la Fuerza Vital. Por lo que podernos considerar que la célula se compone de átomos que son mantenidos en vibración por el Espíritu y animados por la Fuerza Vital. Ambas energías tienen su origen en el Nous. Por eso la llamamos a la materia viva, materia animada.

* * *


No hay comentarios:

Publicar un comentario